20 ago. 2013

PRÓXIMAS CONVOCATORIAS



Concentración afectad@s por el IAI
Viernes, 6 de septiembre 
12:00 hs.
DGA (Pº Mª Agustín, 36)


Asamblea de afectad@s 
por recortes en dependencia
Martes, 24 de septiembre
18:00 hs.
Casa de Amparo (C/Predicadores)

6 ago. 2013

Reunión con el Consejero de Acción Social sobre la reforma de la Ley de Bases

El pasado 25 de julio, desde la Consejería de Acción Social se invitó a la Plataforma, junto con representantes de los partidos políticos, sindicatos y entidades sociales, a una reunión para debatir sobre el impacto de la reforma de la Ley de  Bases de Régimen Local en los servicios sociales de nuestra ciudad, y analizar posibles respuestas conjuntas. 

Desde la Plataforma acudimos a dicha reunión abiertos a las propuestas que pudieran surgir en la misma. No obstante, como ya hicimos en dicha reunión, queremos manifestar nuestra reticencias respecto a dicho proceso por los siguientes motivos: 

1. El consistorio ya aplica la Reforma de la Ley de Bases de Régimen Local en el Área de Acción Social.

Se está procediendo al desmontaje sistemático de los Servicios Sociales Especializados, vaciándolos de contenido, eliminando programas y sacando paulativamente el personal que prestaba sus servicios en los mismos. En menos de un año, al menos 6 profesionales de la Casa de la Mujer y 8 de la Casa de las Culturas han sido derivados a cubrir no solo las carencias estructurales de personal de los Centros Municipales de Servicios Sociales (que pese a la situación de colapso en la que se encuentran, no se refuerzan adecuadamente,  no cubriendo siquiera bajas de larga duración), sino también otras necesidades administrativas centrales o de otros programas.

2. El consistorio ya está limitando el acceso a las prestaciones de los servicios sociales e implementa otras en la línea púramente asistencialista que destila la reforma.

Este es el sentido de la instrucción remitida a sus CMSS el pasado mes de enero en la que limita el acceso, la cuantía y periodicidad de las ayudas de urgencia, y elimina otras.

Nos parece igualmente incomprensible que el ayuntamiento aluda a la situación de emergencia social para lanzar programas de corte puramente asistencialista como Zaragoza Redistribuye a pesar del gran rechazo manifestado por parte de los profesionales y las entidades sociales, a la vez que limita las ayudas a conceder por este concepto.

3. El consistorio no respeta a los profesionales de sus servicios sociales.

No respeta a sus profesionales cuando no tiene en cuenta su opinión para el diseño, puesta en marcha o reorganización de programas y servicios. Los pocos y forzados procesos de participación que se ofrecen son improvisados, de carácter puramente formal, sin tiempos ni espacios para llevarlos a cabo (claros ejemplos son la realización de un plan estratégico para los próximos ocho años en un periodo de tres meses y sin haber mantenido una sola reunión de trabajo, o la llamada de un día para otro a la aportación de proyectos para la elaboración de un supuesto 'plan de lucha contra la exclusión' y de los que curiosamente no existe ni rastro ...).

No respeta a sus profesionales cuando son trasladados de su puesto de trabajo prácticamente de un día para otro, sin conocimiento previo en muchos casos de los propios servicios afectados, sin ningún respeto al trabajo desarrollado por los profesionales de estos servicios, sin ningún tipo de explicación, sin darles tiempo a finalizar los procesos iniciados con sus usuarios, sin informarles sobre lo coyuntural o no de la situación, sin saber si dentro de un mes continuarán allí o estarán en otro lugar...

Desde la Plataforma entendemos que más allá de las palabras, las opciiones políticas se manifiestan en los hechos concretos y creemos que estos están cada vez más alejados de lo que pregonan. 

Desde la Plataforma estamos claramente a favor de unos servicios sociales de calidad, y nos mostramos en contra de cualquier modificacion legal que tienda a recortar los mismos o los limite a una función asistencialista propia de tiempos pasados. Pero por ese mismo motivo, no podemos mostrarnos tampoco de acuerdo con la deriva que desde hace ya demasiado tiempo están tomando los servicios sociales de nuestra ciudad.