25 jun. 2013

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA ANTE EL ANUNCIO DE MODIFICACIÓN DEL INGRESO ARAGONÉS DE INSERCIÓN

Ciertamente en estos últimos años la situación en Aragón ha sufrido un cambio radical: en cuanto a desempleo, pobreza, exclusión... un deterioro inimaginable del presente y pérdida de casi toda esperanza de un futuro mejor. Lo sabemos bien quienes trabajamos en primera línea y quienes acuden solicitando una ayuda, una última red de protección -hasta ahora el Ingreso Aragonés de Inserción que frene y les salve de esa caída libre hacia la Exclusión total.

Acuden "los de siempre" porque la estructura de inclusión que tenía que suponer el Ingreso Aragonés de Inserción, se ha convertido en una mera prestación económica que no alcanza para cubrir las necesidades básicas y que no articula a su alrededor ningún tipo de respuesta para lograr esa inclusión.

Acuden "los nuevos", los expulsados del mercado laboral por la crisis y que han agotado cualquier tipo de prestación o subsidio por desempleo. Pero todos han venido para quedarse. El primer paso para la exclusión es el desempleo, y el modelo económico y social ha generado una situación estructural de desempleo en la que más de 140.000 aragoneses se encuentran en desempleo, más de 36.000 llevan más de dos años en esa situación y más de 11.000 hogares no tienen ningún ingreso.

Por eso decidir ahora que transcurridos 3 años ya no se tendrá derecho al Ingreso Aragonés de Inserción es decir que dejaremos en la estacada a toda esa gente, la tiraremos por el desagüe social, la abocaremos a la Gran Exclusión.

Si eliminamos del acceso al IAI los que menos de dos años de empadronamiento en Aragón; si eliminamos a los jóvenes menores de 25 años; si eliminamos a las familias que perciban una prestación por desempleo (permítannos recordar que el Subsidio por desempleo o la RAI, por ejemplo son 426€/mes o el Plan PREPARA está fijado en 399€/mes); si eliminamos a perceptores de subsidios de ingresos mínimos... estamos condenando a gran parte de nuestra población a la pobreza más absoluta.

¿Qué supone priorizar a las familias con cargas familiares? ¿Una familia que no tenga hijos, una persona que viva sola no tiene derecho a vivir con una mínima dignidad? ¿Nos rasgaremos las vestiduras cuando veamos gente durmiendo en nuestras calles y largas colas a la puerta de los comedores sociales?

Se habla de cuánto dinero más se está invirtiendo (y que por cierto no alcanza siquiera el 0,5% del presupuesto de la DGA). Pero nada se dice de las personas que esperan, con su derecho vulnerado, quebrado, sin ingresos de ningún tipo, durante meses y meses una resolución que cada vez tarda más y que debería estar resuelta en un mes. Nada se dice de la ausencia de medidas activas de lucha contra la exclusión.

Solo se habla del fraude y se señala sutilmente a los perceptores de esta prestación como únicos responsables de su situación, como vagos que abusan del sistema y a los que hay que 'controlar', como personas sin voluntad de mejora, acomodadas, sin ninguna capacidad de esfuerzo ni motivación; personas que no tienen dignidad y que no son portadoras de derechos, sino a las que como mucho podemos graciablemente ayudar.

No es esta la modificación del IAI que esperábamos y que reclaman las nuevas circunstancias que estamos viviendo. El objetivo de esta modificación, por mucho que se adorne es reducir el número de beneficiarios. No nos den gato por liebre. No insulten nuestra inteligencia ni la de la ciudadanía.

No sólo no se van a conceder más IAIs, ni se va a hacer más rápido, ni con cuantías suficientes (a raras familias el IAI, por ejemplo, les permite superar un indicador objetivo como es el de pobreza relativa). Es más fácil recortar derechos y a eso vamos. VAMOS A LLEGAR A MENOS Y A INVERTIR MENOS DINERO.

Enhorabuena, señor Consejero y señora Directora Gerente del IASS por su incalculable contribución al desmantelamiento del Sistema de Bienestar Social y por sumir a miles de famillias en la pobreza y la desesperanza.

1 jun. 2013

NOTICIA: MÁS DE 100 QUEJAS ANTE EL JUSTICIA POR EL IAI

Como ya venimos denunciando desde el año pasado, los retrasos en el IAI llegan a alcanzar los seis meses. Esto hace que los ciudadanos, cada vez más, acudan al Justicia a presentar sus quejas. La propia Plataforma presento una queja ante esta institución en el mes de febrero ante los retrasos y arbitrariedades en la tramitación de esta prestación. Lamentablemente, creemos que las más de 100 registradas hasta el momento, no son sino la punta del iceberg de un importante problema que afecta a miles de personas. 

Lamentablemente, lejos de solucionar los problemas existentes y favorecer el acceso a la prestación, se lanzan noticias en las que se intenta presentar a las personas que solicitan esta prestación como defraudadores y se buscan maneras para recortarla.


Para leer la noticia completa...

Más entradas relacionadas con este tema: